¿Es normal perder memoria cuando se envejece?

Más vale prevenir que curar. La idea general que debe tenerse es que cuando hay una clara pérdida de memoria en el anciano, debe ser considerada como una enfermedad y no como algo natural; el tiempo es oro cuando se trata de poner mecanismos de freno con terapias que si no pueden frenar la enfermedad, sí que ayudan a obtener la mejor calidad de vida posible para nuestros mayores. Pero no todos los casos de pérdida de memoria desembocan en una demencia. Mientras que la demencia es progresiva y su tratamiento es de “freno” de la enfermedad, en las afasias, con síntomas parecidos (como la pérdida de memoria), sus resultados mejoran, sobretodo, en el primer año de enfermedad.

Hasta los 75-80 años se puede empezar a perder rapidez en la capacidad de reacción de memoria, pero no se pierde retentiva  de forma clara, de modo que no se puede observar un cambio considerable en la vida diaria ni en la entrevista rutinaria con el médico.  A veces nuestros mayores acuden al médico con quejas como “se me olvidan muchas cosas”, “me he dejado las llaves en casa”, pero en la mayoría de los casos responden normalmente a los tests de memoria: es la llamada pérdida de memoria subjetiva. Estos pacientes suelen sufrir ansiedad, estrés o depresión y como están preocupados por muchas cosas no graban los sucesos intranscendentes en su memoria.

La pérdida de memoria subjetiva puede alcanzar al 75% de la población en mayores de 80 años, a diferencia de la objetiva, que apenas alcanza el 10%. Si el médico de familia detectara un posible caso, sería derivado al especialista (neurólogo en muchos casos) que lo confirma a través de tests psicométricos y a veces con técnicas de neuroimagen. En el caso de diagnosticar una alteración cognitiva leve, su caso debe ser revisado cada 4 ó 5 meses, ya que existen posibilidades de que se convierta más tarde en una demencia.

Las demencias pueden ser causadas por diferentes motivos: Alzheimer, alcoholismo, hidrocefalia y tumores, ingesta crónica de fármacos,… pero todos ellos tienen unos síntomas más o menos comunes, que pueden servir de alarma para los familiares. La demencia, a diferencia de la alteración cognitiva leve, puede ocasionar inadaptación social; por eso es tan importante poner en marcha el proceso de diagnóstico lo antes posible:

  • Problemas de memoria que afectan a la capacidad laboral y social
  • Dificultad para realizar tareas familiares habituales
  • No encontrar las palabras precisas al hablar
  • Repetir lo mismo varias veces al día sin darse cuenta
  • Perderse en un lugar conocido
  • Incapacidad de administrar su medicación como antes
  • Problemas con el cálculo (dinero)
  • Colocar cosas en lugares equivocados
  • Cambios en el humor o en el comportamiento inmotivados
  • Pérdida de interés y de iniciativa por todo

Recuerda que la vejez con alteraciones de memoria no es necesario llevarla en el silencio. Muchos familiares y pacientes se benefician con terapias de psicología, logopedia y terapia ocupacional, entre otros.

Afasias vs demencias

En mi artículo publicado el 11 de Junio (El lenguaje en la tercera edad) se resumen algunos de los síntomas comunes en la Afasia. Afasia y demencia son dos trastornos diferentes puesto que tiene un origen diferente. El primero se debe a un daño cerebral, ocurrido en un momento concreto, mientras que la demencia aparece progresivamente al igual que sus síntomas.

Según un estudio publicado por la Universitat de València-Estudi General, ( ¿Afasia o Demencia?)  ” En los sujetos afásicos, la lesión cerebral no muestra cambios significativos a través del tiempo  y se muestra una tendencia a la mejora, a la recuperación de los déficits afásicos iniciales, sobre todo, durante el primer año desde el inicio de la enfermedad. ” Sin embargo, el paciente con demencia, “presenta un perfil claramente degenerativo, tanto a nivel neurológico como psicolingüístico”.

Se dice que la tercera edad es “la edad de los nuncas” (nunca me había dolido esto…nunca me había pasado lo otro…), y a esa edad, todos tendremos que llegar. Existen investigaciones y profesionales suficientes capaces de identificar y tratar atleraciones que, si se ignoran por los pacientes y familiares, pueden deteriorar nuestra calidad de vida considerablemente, como tuvieron que sufrir nuestros antepasados.

Anuncios

One thought on “¿Es normal perder memoria cuando se envejece?

  1. Me ha gustado mucho el artículo pues lo pone todo con mucha claridad para nosotros los profanos, y, a su vez nos indica el camino a seguir para quien tiene alguna persona mayor en su familia, además del cariño que demuestra tener hacia las personas mayores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s